El asfaltado en frío

asfalto en frío

El asfaltado en frío

Por acción del tráfico y de los agentes atmosféricos, los pavimentos asfálticos van perdiendo su capacidad estructural y su calidad de servicio. Las operaciones de mantenimiento y conservación tienen como finalidad reparar los pequeños defectos estructurales o funcionales del firme, así como rehabilitar y mejorar su estado cuando sus condiciones estructurales o funcionales no son las adecuadas a nivel de servicio y prestaciones previstas.

Es muy habitual encontrarnos en conservación de firmes con pequeños baches e imperfecciones en la calzada que requieren ser reparadas con la mayor brevedad posible.

En Ecoasfalt nos encontramos a diario con este tipo de situaciones, en las que no es viable económicamente aplicar un aglomerado asfáltico en caliente con toda la maquinaria y recursos que conlleva. Además, se pretende que la solución sea al mismo tiempo rápida y eficiente.

En este sentido vamos a explicar en qué consiste la técnica de asfaltado en frío.

asfalto en frío

¿Qué es el asfalto en frío? 

El asfalto en frío es un aglomerado bituminoso que puede ser aplicado a temperatura ambiente, sin necesidad de ser calentado previamente. Se trata de un producto especialmente diseñado para el mantenimiento vial, reparaciones de baches, grietas y superficies deterioradas. También es ideal para el relleno y reconstrucción de zanjas, así como para la reconstrucción del contorno de arquetas, alcantarillas, bocas de riego, etc. Puede emplearse para la creación de pequeños peraltes, adecuación de rampas de acceso, colocación de bandas sonoras para control de tráfico, etc. Es un producto fácilmente manejable a temperatura ambiente. No es tóxico ni inflamable. Presenta buena adherencia a pavimentos asfálticos, una óptima resistencia a la abrasión, una excelente impermeabilización del sustrato y un marcado carácter antideslizante.

Descubre las ventajas del asfaltado en frío

Las ventajas del asfaltado en frío tienen que ver con sus grandes beneficios. En Ecoasfalt somos especialistas en la fabricación y aplicación de este tipo de materiales destinados a la mejora inmediata estructural y económica de determinados deterioros del firme de las carreteras. Las principales ventajas del asfalto en frío son:

1- Se puede suministrar en pequeños y grandes formatos según las necesidades. Desde envases de 25 kg a sacas de 2.000 kg. Incluso, si la necesidad fuese mayor, a granel sobre camión basculante. 

2- Destaca la facilidad de su aplicación en pequeñas reparaciones. Este es uno de los grandes secretos del asfalto en frío. Puede parecer todo más complicado de lo que es. ¡No es así!

3- Otro de sus grandes beneficios es que no necesita de grandes preparativos para su aplicación, siendo compatible tanto para soportes de hormigón como de asfalto.

4.- Permite la apertura prácticamente inmediata del tráfico rodado.

¡Cuenta con nosotros para un pavimento asfáltico en perfecto estado!